En Primaria se cultiva la imaginación del niño, habilidades de razonamiento, el desarrollo social y gran intelecto, En esta etapa, los niños tienen la capacidad de pensamiento abstracto y requieren gran variedad de actividades, en lugar de la repetición.

 

Una de las mejores experiencias en las aulas de primaria es que los niños trabajan dentro de un marco de “libertad dentro de los límites.” Ellos son libres de elegir su tarea. Junto con esa libertad viene la responsabilidad de utilizar adecuadamente su tiempo para finalizar los proyectos que comienza para apoyar las lecciones.

La guía proporciona al niño una visión de todo el Universo a través de Las Grandes Lecciones: la historia del Universo, la historia de la Vida, la historia del Hombre, la historia de la Escritura y la historia de los Números. Estas Grandes Lecciones despiertan en el niño gran interés y curiosidad, generando todo tipo de investigaciones que realizan a su ritmo. Cuando los niños están entusiasmados con algo y se sienten conectados con eso en su entorno, es ahí donde se desarrolla el aprendizaje real.

“En esta etapa se siembra la semilla de todo, pues la mente del niño es similar a un suelo fértil dispuesto a acoger lo que más adelante germinará en forma de cultura"

María Montessori